Ni la muerte los separó

Mención especial en el II Certamen Literario Internacional de la Fundación SOMOS (Categoría: Cuento corto) (Septiembre 2016) Podría decirse que discutían como cualquier pareja, salvo porque ella estaba muerta. Le aquejaba por las noches, apareciéndose cuando él se encerraba en el baño para orinar o masturbarse. Privacidad fue una palabra que Roy no tuvo más remedio … Sigue leyendo Ni la muerte los separó

Anuncios

Los intelectuales

Publicado en Abril de Romero (Agosto, 2016).  En la universidad escuché tantas veces la queja, ya trillada, de que no tenemos memoria. De que “el sistema” nos oprime hasta ponernos bajo sus pies y nosotros caemos en desgracia. De cuán victimas somos, de cuán unidos debemos estar. Lo escuché por los pasillos, mientras grupos enteros … Sigue leyendo Los intelectuales

“La mentira no contada”, Sherwood Anderson

" La mayoría de los muchachos atraviesan épocas cuando anhelan morir gloriosamente en vez de limitarse a ser abarroteros y continuar con la monotonía de sus vidas.". Día #9 La mentira no contada (1919), Sherwood Anderson. En la introducción a una compilación de sus cuentos, Ana Rosa González Matute dice al respecto del autor: "Fue maestro de autores como … Sigue leyendo “La mentira no contada”, Sherwood Anderson

“La culpa es de los Tlaxcaltecas”, Elena Garro

"Me vi en sus ojos y en su cuerpo. ¿Sería un venado el que me llevaba hasta su ladera? ¿O una estrella que me lanzaba a escribir señales en el cielo? Su voz escribió signos de sangre en mi pecho y mi vestido blanco quedó rayado como un tigre rojo y blanco". Día #8 La culpa es de los Tlaxcaltecas (1963), … Sigue leyendo “La culpa es de los Tlaxcaltecas”, Elena Garro

“Felicidad” y “La señorita Brill”, Katherine Mansfield

"¿Qué puede hacer uno si, aún contando treinta años, al volver la esquina de su calle le domina de repente una sensación de felicidad..., de felicidad plena..., como si de repente se hubiese tragado un trozo brillante del sol crepuscular y éste le abrasara el pecho, lanzando una lluvia de chispas por todo su cuerpo?". … Sigue leyendo “Felicidad” y “La señorita Brill”, Katherine Mansfield

“El jardín del tiempo”, J.G. Ballard

"La flor, en la mano de Axel, se había contraído hasta adquirir el tamaño de un dedal de cristal. Los pétalos estaban crispados alrededor del desvanecido corazón. Un desmayado centelleo tembló por un instante desde el centro y se extinguió rápidamente; entonces, Axel sintió derretirse la flor como una gota de rocío en su mano". Día #6: El jardín … Sigue leyendo “El jardín del tiempo”, J.G. Ballard

“Con los ojos cerrados”, Reinaldo Arenas

...Seguí caminando con los ojos cerrados. Y no se lo vaya usted a decir a mi madre, pero con los ojos cerrados uno ve muchas cosas, y hasta mejor que si los lleváramos abiertos... Día #4 Con los ojos cerrados, Reinaldo Arenas Llama mi atención que, junto a la recomendación del autor (te lo agradezco, María), se me … Sigue leyendo “Con los ojos cerrados”, Reinaldo Arenas

“Un hombre bueno es difícil de encontrar”, Flannery O’Connor

La madre de los chicos estaba sentada en la cuneta, con el chico, que no paraba de llorar, en brazos, pero solo había sufrido un corte en la cara y tenía un hombro roto. «¡Hemos tenío un accidente!», gritaban los chicos en un delirio de felicidad. —Pero nadie se ha muerto —señaló june Star con … Sigue leyendo “Un hombre bueno es difícil de encontrar”, Flannery O’Connor

La naturaleza de lo real: Pájaros en la boca, de Schweblin

-“Hola papá. Mi nena era realmente una dulzura, pero dos palabras alcanzaban para entender que algo estaba mal con esa chica, algo seguramente relacionado con la madre...” Pájaros en la boca, Samanta Schweblin   Los límites entre lo real y lo extraño han sido, para quien esto escribe, uno de los temas más interesantes cuando … Sigue leyendo La naturaleza de lo real: Pájaros en la boca, de Schweblin

Vivir en “Desgracia”: el ensayo novelado de Coetzee

Llama la atención que en “Desgracia”, de Coetzee, la palabra que le confiere el título apenas se mencione un puñado de veces. Habla no sólo de la maestría en tocar un tema eludiendo el nombrarle, como una experiencia viva, sino de las intenciones del autor. De la importancia capital que tendrá una vez mencionada. Diez, … Sigue leyendo Vivir en “Desgracia”: el ensayo novelado de Coetzee