Confesión

Admito ser incapaz de apreciar la belleza. Miope, me dicen quienes saben la historia. Éste, mi sufrimiento: de entre todas, sólo a una mujer la he considerado magistralmente bella. No hay razón para negarlo. Implica mi afirmación, como una verdad bañada de clarividencia, que sólo he sido capaz de amar una vez como lo dictan las más altas pasiones. Las que, apenas aparecen, se avivan como epifanías.

Fotografía: Laura Zalenga

Anuncios
Categorías:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s