El hombre dentro del rayo

Nicolás vio la sombra de un hombre dentro de un rayo.

Había dormido las últimas veinticuatro horas, presa del cansancio, y la luz que por fuera brotaba como una grieta fue tan intensa que al principio se vio obligado a cerrar los ojos. Luego, cuando su vista se habituó a la iluminación de las lámparas de la calle que parpadeaban asustadas, alcanzó a notar como la sombra del hombre se movía de aquí a allá, flotando, con los pliegues de su ropa ondulando por la tormenta.

Cerró entonces las cortinas y se apartó de la ventana, creyendo que aún dormía. Que era su sueño el que se proyectaba en los bostezos que como corrientes afiladas recorrían la acera. Pero se asomó una vez más, cuando escuchó el estruendo, presenciando un infierno azulado cuyas llamas descendían.

Ése debía ser el fin. La luz iluminando las costuras del mundo, de un mundo que se había roto sin que nadie lo notara.

El hombre en el rayo, como sea que hubiese quedado atrapado, debía ya estar muerto. Debía ser que su cuerpo era ya parte de la naturaleza que los engulliría a todos. Fue algo que le invadió como una suerte de premonición y se sintió seguro. Al menos sería un rayo, y no una persona, el que destruiría la realidad. Pero Nicolás vio las manos del hombre, acaso a la distancia simples líneas negras, diminutas, moviéndose como quien atrapa a una parvada con una red de pesca.

El rayó comenzó, entonces, a convulsionarse.

Era el augurio de algo terrible, así que Nicolás permaneció al pie de la ventana, con las manos prendidas a la cortina, mirando con detenimiento. No quería perderse nada, aunque el miedo lo matase. Moriría de todos modos.

Como una mancha en el cielo, flotando junto de las nubes, el hombre el en rayo elevó con sus manos la luz hasta devolverla al cielo y el grito de su desespero, de aquél rayo terrible, lo bañó todo con llanto.

Entonces comenzó la llovizna.

Y el hombre, la figura ensombrecida en medio de la luz de un infierno celeste, se desvaneció en la oscuridad.

Fotografía: Nicolás Robles

Anuncios

3 comentarios sobre “El hombre dentro del rayo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s