Insectos comunes

Un día desperté sólo para encontrar que todos alrededor mío se habían convertido en insectos. Peor aún, en bichos cualesquiera: cucarachas, moscas, grillos y mariquitas. Yo creí que al menos uno de ellos sería una mantis religiosa o una de esas criaturas exóticas que he visto en la televisión tantas veces, con sus patas larguísimas, coloridas y sus ojos sombríos pero de apariencia exquisita. Pero no puedo pedir demasiado. Supongo, quizá erróneamente, que la clase de ser humano equivalía al bicho en el cada uno hubo de convertirse. Me pregunto en qué se convirtió Madonna.

Salí a la calle, pensando que quizá la silla de mi padre, de mi madre y mi hermana estaban ocupadas arbitrariamente por insectos comunes, que en realidad fueron a la tienda por víveres. Apenas lo hice me pegué contra la puerta, sintiendo el vuelo de las moscas y los mosquitos revoloteando junto a mí. Quizá se preguntaron “¿cómo es que este sigue siendo humano?”, o quizá no pensaron nada. Los insectos no piensan.

Caminé hasta que las piernas me dolieron, y apenas me hube sentado en una silla destartalada de un parque abandonado, descubrí que bajo mis pies había la sangre de casi una decena de bichos distintos, con un par de cabezas (una de las cuales tuve la impresión de que me hablaba). ¿A quiénes aplasté ese día? Ojala haya sido ese hombre ridículo que tengo por vecino, él y su hijo aún más odioso, con su carro a control remoto a las doce de la noche, gritando como un loco y estrellándolo contra el cancel de la casa. Entonces embarro el zapato contra el frío concreto de aquél sendero. Por puro placer.

Por horas me estuve preguntando si, de alguna forma, otros en el mundo hubieron de padecer lo mismo que mi colonia. Busqué en Facebook a mis viejos conocidos, sólo para descubrir que casi ninguno había actualizado su estatus desde que había iniciado el día. Uno de los pocos que lo hizo escribió, justo a las 12:59, que sentía que uno de sus brazos se convertía en una pata delgada, y otro más que en el espejo vio unas pinzas donde debía estar su cabeza. Se tomó una fotografía muy curiosa, por cierto. La playera polo resaltaba su nueva coraza. Fuera de eso, ninguna evidencia del fenómeno.

Se hizo de noche. Volví a casa y encendí el televisor, sólo para descubrir que todo permanecía igual y nada había cambiado. El programa de chistes, la telenovela, el concurso por dinero y un par de películas viejas. Entrevistas a gente que a nadie le importa y un par de noticias trágicas. Sí, quizá el que todos se convirtieran en insectos no había sido del todo tan trágico como la muerte de un niño en un río a las orillas de un país del norte (cualesquiera),  o una mujer censurada luego de entrar a una iglesia desnuda. ¿Qué le importaba al mundo la tragedia de todos, cuando había cosas más importantes de las que preocuparse? Recuerdo también haber visto una o dos notas sobre política  y un breve reportaje cuestiones migratorias. ¿Sería más fácil, ahora que todos eran insectos? No, pensé y me golpeé la frente, qué idiota. Sería muy difícil para aquellos que se arrastran, o para los que andan con sus simples patas, o para los que nacidos sin suerte tenían un pobre sentido de orientación ¡No todos tenían alas!

Fotografía: Kavan Cardoza (the kid)

Me complace compartir con ustedes el tercer ejercicio creativo de un grupo al que me uní hace poco: Los insectos comunes. El primer ejercicio consistió en una re-escritura de la primera página de “La metamorfosis” de Kafka, y el segundo consistía en escribir un prólogo o artículo sobre un libro imposible. El tercero consiste en crear un cuento a partir de la idea de “Los insectos comunes”. Este es precisamente ese ejercicio (el segundo, del libro imposible, lo pueden leer aquí: “El tiempo”, de Jean Nietzschebach Le Munro De Circonio”. Sin más, el cuento, que lleva por nombre “Insectos comunes”.

Ejercicios de otros miembros del grupo:

Insectos comunes, por Cerdo Venusiano

* Insectos comunes, por La Rata Gris 

* Insectos comunes, por Esther Mg (Relatos Magar) 

* Insectos comunes, por Manu LF 

* Insectos comunes, por Toni Cifuentes 

* Insectos comunes, por Chuckes Rivers 

* Insectos comunes, por Benjamín Recacha

Anuncios

21 comentarios sobre “Insectos comunes

      1. Si los observamos detenidamente, hay algo de insectos en nosotros. Podemos verlo desde el punto de vista del universo o simplemente comparando nuestro comportamiento que a veces parece más parecido a lo que es vivir por instinto.

        Me gusta

      2. Eso y a veces pienso – y los neuropsicologos me dan la razón – que la “racionalidad” solo nos termina sirviendo para justificar lo que hacemos por emocionalidad, osea, un estadio evolutivo previo, lo que nos hace más “animales” de lo que a veces creemos.
        Un saludo.

        Le gusta a 1 persona

  1. He de decir Daniel, que hasta ahora, de lo que he leído de ti, este texto es el que más me ha gustado. Creo que te has salido de tu linea habitual. Quizá me equivoque. No lo sé, pero así lo he sentido. De hecho, me ha sorprendido.
    Esperemos que haya suerte con tu ordenador.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Henar. Sí, he tenido una racha – o tuve, porque acabó de tajo con lo de la falla del ordenador que me tiene muy ansioso – de textos donde me permito jugar con temas y emociones que en otros no. Este es el caso, por ejemplo. Me alegra que te guste y que pienses eso, significa que mis experimentos tienen buen resultado.
      Un saludo y gracias.

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias, yo igual. Esto de pedir pc prestada unos minutos al día no deja nada bueno (estoy ansioso, nada creativo, desaprovechando el tiempo para algo que me urgía – y que quizá ya no alcance a hacer- y así un largo etc).

        Me gusta

  2. Pingback: Insectos comunes |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s